0 a 6 meses: el bebé más feliz

Los primeros seis meses de la vida de un bebé son algunos de los más emocionantes. No solo se enamoran todos los días a medida que ambos se descubren, sino que su bebé se está desarrollando a la velocidad de un cohete. En los primeros seis meses de vida, su hijo atravesará varias áreas de crecimiento, que incluyen social y emocional, desarrollo del lenguaje y cognitivo (aprendizaje, resolución de problemas y habilidades de pensamiento).

Para ayudar a su pequeño en su camino, puede elegir entre una variedad infinita de actividades para bebés para estimular la curiosidad y el progreso de su insecto. Aquí hay ocho actividades para probar con su bebé. Y recuerde, lo más importante que puede hacer es bañar a su bebé con mucho amor.

Cantando

Cantar es una forma hermosa de explorar las emociones con su bebé. Al usar el rango vocal y las canciones que riman, puede mostrarle a su bebé cómo encontrar consuelo en canciones suaves o cómo expresar entusiasmo y felicidad con melodías animadas y de ritmo rápido. El tiempo que pasa cantando con su hijo es otra oportunidad fantástica para crear lazos afectivos con su bebé. ¿No sabes qué melodía cantar? Aquí hay algunas canciones divertidas para cantar con los bebés.

Hablando

Es posible que los bebés no sepan hablar todavía, pero cuanto más les hable, más rápido captarán las señales verbales. Los padres que pasan tiempo hablando con sus bebés muestran a sus pequeños que conversar significa turnarse para hablar. Los bebés también comienzan a aprender los niveles y el tono de voz adecuados. Y claro, pasará un tiempo antes de que practiquen estos detalles, pero lo recogen y lo guardan para su uso futuro. Cuando los bebés comiencen a balbucear, intente responder y practique turnarse.

Juegos de agarrar

Los bebés son curiosos por naturaleza y se aferran a casi cualquier cosa. Aproveche esto creando actividades de agarre divertidas y seguras para poner a prueba los músculos de la mano y la coordinación ojo-mano. Tenga a mano una canasta con objetos que sean seguros para manos pequeñas, como un trozo de papel arrugado o una pelota blanda. Recuerde, nada lo suficientemente pequeño como para atragantarse. Experimente con la textura, el color y el tamaño, y anime a su hijo a que tome los diferentes objetos y juegue con ellos.

Juegos de espejos

Los bebés y los narcisistas tienen algo en común: amor espejos. Les encanta ver sus caras y jugar con sus reflejos. Esto es algo sobre lo que puedes construir con juegos de espejos. Aplaudan juntos, hagan muecas, jueguen al escondite y pregúntele a su hijo, «¿quién es ese?» para ayudarlos a aprender sobre reflexiones y emociones.

Tiempo boca abajo

Los bebés necesitan estar boca abajo todos los días, incluso los recién nacidos. Al permitir que su hijo descanse boca abajo sobre una manta o un tapete de juego unos minutos al día, puede practicar el uso de los músculos del cuello y los hombros. También pueden explorar su nuevo mundo desde una perspectiva diferente, una que activa sus músculos y fomenta el movimiento.

Sentarse, patear y moverse

Al igual que el tiempo boca abajo, el tiempo de movimiento es esencial para desarrollar los músculos y las habilidades motoras gruesas. Si su bebé ha comenzado a dominar el hecho de sostener la cabeza en alto, intente sostener sus manos y jálelas suavemente desde la posición supina hasta la posición sentada. Este movimiento involucra los músculos centrales del cuerpo, así como el agarre de la mano. Anime a su bebé a patear y moverse sobre una superficie firme pero suave como una alfombra acolchada en el piso.

Masaje para bebés

El contacto piel con piel entre padres e hijos es un gran problema. No solo ayuda a formar vínculos fuertes, sino que también ayuda al bebé a sentirse seguro y amado. Puede utilizar este tiempo para practicar hablar y cantar con su hijo. Los bebés necesitan que los toquen para prosperar, por lo que el masaje es una forma encantadora y suave de darles lo que necesitan y al mismo tiempo crear vínculos más fuertes. A continuación se ofrecen algunos consejos sobre cómo dar un masaje a un bebé.

Tiempo de silencio

Hay sabiduría en el arte de no hacer nada. En una era en la que los niños están sobrecargados, es una gran idea comenzar a inculcar la importancia del tiempo de inactividad temprano y con frecuencia. Anime a su hijo a que se sienta cómodo sin hacer nada. Intente acurrucarse o acostarse juntos y respirar. Escuche los sonidos ambientales de su hogar e indíquelos a su bebé. El tiempo de tranquilidad puede enseñar a sus hijos a reconectarse consigo mismos y ayudarlos a autorregular sus emociones.

Ver más publicaciones etiquetadas bebé, comportamiento y desarrollo

Descargo de responsabilidad: La información en nuestro sitio NO es un consejo médico para ninguna persona o condición específica. Solo se entiende como información general. Si tiene preguntas o inquietudes médicas sobre su hijo o sobre usted mismo, comuníquese con su proveedor de atención médica.

Deja un comentario